Servicio Militar Obligatorio: ¿Logro liberal o triunfo del Estado?

Actualmente, la gran mayoría de liberales españoles consideran al Servicio Militar Obligatorio, eliminado en España en 2001, como un “secuestro legal”, sin embargo, en su día su implantación se consideró un triunfo de las ideas liberales e incluso hoy algunos de los países considerados más libres lo mantienen.

Origen del Servicio Militar Obligatorio.

Se considera al Servicio Militar Obligatorio como una consecuencia de la Revolución Francesa, que lo creó con el objetivo práctico de conseguir un ejército lo suficientemente numeroso y barato como para derrotar a los ejercitos de la coalición antirrevolucionaria, típicos del Antiguo Régimen, mucho menos numerosos y mucho más caros de mantener; pero que, a su vez, tenía otros dos objetivos políticos, interesantes desde un punto de vista liberal.

El primero era el de sentimiento de propiedad, puesto que la nación es propiedad de los ciudadanos estos tienen la obligación de ocuparse de su defensa, con las armas en la mano y sin recibir ninguna remuneración por ello; el segundo era crear una organización que controlara al poder ante el riesgo de regreso del Antiguo Régimen, el Gobierno, ya fuera monarquico o republicano, podría tomar las decisiones que considerara, pero las armas estarían en manos de los ciudadanos, auténticos propietarios de la nación, que no las utilizarían contra otros ciudadanos y que sí podrían utilizarlas contra el gobernante si este no respetaba al pueblo o al Parlamento.

El Servicio Militar Obligatorio hoy.

Aunque los objetivos de la creación del Servicio Militar Obligatorio pueden parecer lejanos, actualmente muchos países reconocidos como liberales mantienen este sistema, así, entre los 20 primeros países del Índice de Libertad Humana, se puede encontrar a Suiza, Dinamarca, Finlandia, Noruega, República de China – Taiwan, Estonia, Austria, Suecia, Lituania y Singapur, es decir, el 50 %, a los que hay que añadir a Israel, el estado más libre de Oriente Medio, y a Chile, el más libre de Sud-américa

Por lo que se puede observar, no existe una relación directa entre libertad y obligación de la realización del Servicio Militar, debido seguramente a esos principios de propiedad de la nación y control de los gobernantes.

Pero, ¿Es práctico?

La cuestión es si en la actualidad esos principios siguen vigentes y si este modelo es práctico.

Actualmente las guerras no se ganan por masa de soldados, sino por adelantos técnicos, y la utilización efectiva de estos adelantos requieren de personal altamente especializado, por lo que lo más lógico es la utilización de un ejército profesional que posiblemente sea más rentable desde el punto de vista económico, al eliminar el coste de oportunidad de los ciudadanos obligados a realizar el Servicio, o bien un Servicio Militar de duración suficiente como para permitir el dominio de esos medios técnicos.

Y, ¿Es liberal?

Algunos liberales proponen la creación de un ejército de milicias voluntarias para la defensa de la libertad de los ciudadanos, una especie de ciudadanos-soldados listos para defender sus libertades tanto de un enemigo exterior (un rifle detrás de cada brizna de hierba), como de los abusos del Estado o de la delincuencia, pero, ¿es posible mantener una guerra moderna con milicias sin entrenar?, lo veo como un planteamiento bastante ingenuo, no estamos en el Massachusetts de 1775.

Y es ahora cuando regresamos al comienzo de la ecuación, ¿es posible esta autodefensa si los ciudadanos no saben utilizar las armas? ¿puede servir el Servicio Militar Obligatorio como formación en este uso?, es decir, ¿es el Servicio Militar Obligatorio una herramienta para crear una sociedad liberal?