La diferencia salarial entre hombres y mujeres, ¿Discriminación? Evidencia de los operadores de bus y tren de Massachusetts 

Quienes afirman que los hombres ganan más que las mujeres por el mismo trabajo y por el simple hecho de ser hombres suelen argumentar con datos agregados sobre los salarios. Según ellos, los hombres (a nivel español) ganan un 24% más de media que las mujeres. Sin embargo, esto no aporta evidencia sobre la supuesta discriminación salarial de la que hablan. No usan datos del mismo trabajo, sino que hablan de la suma de todos los salarios de hombres en España y los salarios de todas las mujeres. Algo parecido a ver la diferencia de salarios a nivel español de altos y bajos y decir que el grupo que más gana lo hace por discriminación al grupo que menos gana. 

Una reciente contribución al estudio sobre la supuesta discriminación salarial por razón de sexo ha sido el nuevo artículo de Valentin Bolotnyy y Natalia Emanuel, de la Universidad de Harvard. En él se estudian los salarios de los trabajadores de la Massachusetts Bay Transportation Authority.

Los autores nos enseñan, en primer lugar, la diferencia de salarios por sexo y por rango (seniority). Los horarios y rutas se eligen de mayor a menor rango. En los siguientes gráficos están reflejados los datos mencionados, junto a los de empleados con dependientes. Como se puede apreciar, los hombres ganan de media más que las mujeres. 

El segundo gráfico nos muestra las diferencias salariales entre hombres y mujeres con y sin dependientes teniendo en cuenta las horas extra, programadas y no programadas. Las horas extra se pagan como 1,5 horas normales. Los hombres trabajan, de media, más horas extra que las mujeres. 

Además, la “brecha” continúa tras la jubilación. Los hombres eligen trabajar más horas de las que sirven para calcular la pensión (las horas normales programadas y las horas extra programadas 3 meses antes). Los autores señalan que, según las encuestas que llevaron a cabo a los empleados, estos no están bien informados sobre cómo se calcula la pensión, ya que ésta depende en gran medida de los ingresos en los tres años con mayores salarios del empleado, y los encuestados no creen que trabajar más produzca una gran diferencia en su pensión.

Según el estudio, los hombres tienen el doble de probabilidad de aceptar horas extra a última hora que las mujeres, diferencia entre sexos que se mantiene en días con trabajo programado, días sin trabajo programado, días entre semana y fines de semana. 

El estudio también nos enseña la diferencia de probabilidad de aceptar trabajo extra (no programado) según estatus conyugal y dependiendo de si el empleado tiene dependientes a su cargo. 

Los hombres tienen más probabilidad de aceptarlo, y la brecha más baja es entre hombres y mujeres casados y con dependientes. 
El estudio también demuestra que las mujeres trabajan 7-11% menos horas extra programadas menos que los hombres al mes. La diferencia en horas extra no programadas asciende a 40-47,5% al mes. Las mujeres solteras con dependientes trabajan 6% menos horas extra programadas que los hombres solteros con dependientes, y la diferencia asciende hasta el 60% cuando se trata de horas extra no programadas. Los empleados casados y con dependientes la diferencia es del 14% para horas extra programadas y del 5% para horas extra no programadas. 

El estudio también compara otras diferentes elecciones de hombres y mujeres sobre trabajar en los fines de semana, en un día de fiesta y diferentes horarios (horarios partidos). Las mujeres valoran más no trabajar en fines de semana, tener mejores horarios y no trabajar en vacaciones.
Estas son las causas de la “brecha salarial” en la MBTA. 

 

Conclusión: 

¿Ganan las mujeres menos que los hombres? Al menos en los operadores de trenes y buses de Massachusetts, sí. ¿Gabán las mujeres menos por ser mujeresNo. La diferencia salarial, al menos en este caso, se debe a las decisiones de unos y otros según su valoración del tiempo libre, del trabajo, etc. 

Al menos en la MBTA, las mujeres no ganan menos por ser mujeres. 

Foto: KE ATLAS