Libertad política y económica, dos caras de la misma moneda 

La libertad política es la consecuencia de la libertad económica.

Gral. (sp) Juan Carlos Rueda Montenegro

Dra. Jacqueline Estrada Salazar

La libertad política es el colorario de la libertad económica  y todo lo que ella implica: libre mercado, propiedad privada de los medios de producción, respeto de los contratos,. entre los temas más sobresalientes, constituyen las premisas de la libertad económica. Un sistema que respeta la propiedad privada, respeta la vida, porque esta y no otra cosa, es su base material, en ella se sustentan la satisfacción de las necesidades.

Una sociedad que no se respeta la propiedad privada, somete a sus integrantes a una condición de esclavitud, en la que la subsistencia de todos sus miembros depende de un sistema de administración estatal, a cargo de un partido, que se ha convertido por obra de la voluntad de la mayoría, en la encargada de la programación de la economía, que dicho sea de pasó, no esta suficientemente expresada así, pues se refiere a una economía de planificación central, que incluye todos los procesos de elaboración y consumo, y va mas allá, pues se asume en esta planificación, el establecimiento de las necesidades de los miembros de la sociedad, los medios y los factores de producción, etc; es decir, una economía que influye sobre todos los aspectos de la vida de sus miembros, hasta en los asuntos más impensables, como podría ser la idea de una familia en la que los hijos son custodiados y criados por el Estado. El modelo socialista, es pues, un modelo de planificación central, que bien se le puede llamar un sistema político y económico de control total.

Por todo esto, la economía de planificación central o  sistema de control total de la economía, difiere en forma opuesta y radical a un sistema que propone libertad económica,  que no quiere decir, de ninguna manera, que no estará planificada, pues lo que en realidad significa,  es que quienes la ejecutarán, serán los miembros de la sociedad, todos los ciudadanos, con sus decisiones soberanas sobre que consumir y que no hacerlo, así determinarán las cosas a producirse, la cantidad y los precios de los productos para satisfacer sus necesidades, por ello, la libertad económica deviene en libertad política, en el derecho inalienable de expresar sus decisiones y de aceptar las consecuencias en forma responsable.

En un sistema de libertad económica, las personas  pueden escoger en forma libre, y si lo hacen bien, entonces las consecuencias de sus decisiones, favorecerán sus vidas y sus emprendimientos, la mejor forma de garantizar que ellos han tomado decisiones adecuadas, es cuando se logra  el reconocimiento social, así y solo de esa forma, los medios de producción, pasan a las manos más calificadas, a los emprendedores y trabajadores de mayor éxito, pues su logro está en favorecer el bienestar de la mayoría.

Sin libertad económica no hay libertad política, abundando en el tema, cuando una sociedad ha preferido el sistema de planificación central, se pretende involucionar a las personas, que gracias a su educación, a la cultura, a la experiencia y a sus propios esfuerzos han alcanzado un nivel de libertad política – racional, digo pretenden retrotraerlos a las condiciones primitivas, a tribus y clanes que unidos por la ignorancia, el miedo, el hambre y la miseria, se tornen en comunidades sin libertad, sumisas a los designios de un todo poderoso Estado, convertido en la deidad, que se apresta a guiarlos y conducirlos al paraíso de la satisfacción de sus necesidades, pero pronto, y más temprano que tarde, los llevan al colapso, y sólo cuando ya es cuestión de subsistencia, no les queda otra alternativa que revelarse, y reiniciar  el camino de la racionalidad, dejando así, con dolor ese pensamiento mágico, propio de las tribus que divagaban por el mundo bajo la amenaza de la miseria y la ignorancia.

Desmintiendo al sector del taxi

Esta semana hemos sido testigos de cómo, a golpe de bloqueos, coches destrozados y chantaje a la Administración, finalmente Uber y Cabify no tuvieron más opción que huir de Barcelona.
No hablamos de una mafia. Hablamos del taxi, un gremio que, como cualquier lobby, se aferra a mentiras, falacias y violencia para poder mantener sus privilegios oligopolísticos. Hagamos un repaso por los principales argumentos con los que el sector defiende su estatus:

1. Los taxistas no son monstruos, únicamente pretenden que se cumpla la Ley
Aquí encontramos el primer problema. En primer lugar, alguien puede ser un monstruo defendiendo la Ley vigente. Podemos encontrar numerosos casos a lo largo de la historia, por ejemplo, durante la Alemania Nazi. Ya que, a pesar de lo que muchos creen, la Ley positiva del Estado no establece la moral. Por lo que, aunque esta permitiese asesinar o robar, dichos actos seguirán estando igualmente mal desde un punto de vista ético.

Todo esto para explicar que, defender una Ley que limita la competencia -en concreto, la ratio 1/30 VTC- y, por tanto, fija artificialmente la demanda y oferta, cuando esto debería ser establecido por las necesidades del mercado, no solo se trata de una Ley injusta, sino que además, perjudica a aquellos que supuestamente pretende defender -los consumidores- a costa de engordar los bolsillos de los taxistas.
Ya que, démosle una vuelta de tuerca ¿Por qué los taxistas solamente proponen cumplir con la ratio 1/30 por vía de reducir las VTC y no aumentando las licencias de taxis?
Esto sirve para desmentir el siguiente mito:

2. Apoyar el sector del taxi supone defender el interés general de España y su bien común
Esto es fácilmente desmontable, tanto desde la teoría como la práctica.
Por un lado, la ciencia económica establece determinadas situaciones que provocan una desviación del mercado desde la competencia perfecta. Una de ellas es el monopolio, es decir, aquel fallo de mercado provocado por el privilegio legal concedido por el Estado, en el cual existe un productor o agente económico que posee un gran poder de mercado para explotar con carácter exclusivo alguna industria o comercio. En este caso, no se está concediendo en exclusividad la totalidad del servicio al taxi, sino más bien limitando la capacidad de las VTC para poder competir en igualdad de condiciones, poniendo trabas conocidas, como las licencias y las recientemente reclamadas, como la precontratación o la vuelta a la base. Sin embargo, cualquier límite artificial del mercado, provoca un exceso o escasez en la oferta y demanda, que, a su vez, es absorbido por medio de un aumento de los precios al consumidor final.

Esto se puede demostrar claramente en la realidad, por ejemplo, tras el decreto anti-VTC, inmediatamente en Madrid, el taxi propuso un aumento del 5,1% de sus tarifas, y tras echar a las VTC en Barcelona, el sector del taxi acaba de subir la tarifa mínima a 7€. Pero esto no afecta únicamente al taxi, sino también a las VTC, que, al verse limitadas en número, presentan unos precios considerablemente superiores a otros países vecinos, como por ejemplo Reino Unido.

3. Si no se limitan las VTC y taxis, tendríamos cientos de miles de ellos
En primer lugar, habría que preguntarse ¿Y qué? O más bien ¿Para quién es un problema que aumente el número de opciones y posibilidades para el transporte?

Pero realmente, ese argumento es tan vacío como afirmar que la libertad de empresa supondrá que automática y mágicamente nazcan millones de ellas, ya que demuestra no tener ni la más mínima idea de lo que es una empresa. Esta no es más que una oportunidad de negocio, las cuales no nacen por concesiones administrativas a base de decreto, sino por medio de encontrar necesidades insatisfechas por el mercado.

Por tanto la pregunta está en ¿Qué problema hay en dejar que las demandas sean satisfechas?

4. Los taxistas no amenazan, ejercen su derecho a huelga
Diferenciemos varias cosas. Una cosa es un trabajador por cuenta ajena, al cual se le reconoce derecho a huelga, y otra muy distinta un autónomo (o empresario individual) quien no cuenta con dicho derecho, sino únicamente con la posibilidad del cierre de la patronal. Y no íntegramente y sin condiciones, como está haciendo el taxi incumpliendo sus propias licencias al no prestar si quiera servicios mínimos.

Y, por último, pero no menos importante, la huelga es un derecho individual a no trabajar, el cual no puede ser impuesto a los demás coactivamente, obligando a otros taxistas a no conducir sin contraprestación, e insultando a los usuarios que optan por otras vías. Pero sobre todo no puede transformarse en el impedimento a la competencia de trabajar, entorpeciendo, amenazando y frenando a los conductores VTC. Eso no es un una huelga, es un crimen.

5. La culpa la tienen los grandes fondos de inversión que compran licencias VTC
El problema de este argumento es que trata de ocultar la realidad, y como haría según que partido en reciente descomposición, tira balones fuera.

Lo que no puede ser es que unos señores que han adquirido unas licencias con una revalorización por encima del 500%, que tributan durante toda su vida por módulos para pagar los mínimos impuestos posibles, y apuestan la totalidad de su jubilación a la reventa de su licencia, traten de dar lecciones de buenismo. En todo caso, podrán darla de especulación.

6. Los taxistas han desembolsado demasiado por sus licencias, y alguien tiene que pagar
Comprendamos que lo que hoy en día existe son 2 tipos de mercados:

Por un lado, uno primario, en el cual la Administración expide la licencia de taxi al conductor, a coste nulo, salvo algún que otro gasto administrativo.
Y, por otro lado, el secundario, en el cual el taxista puede vender su licencia y que otros interesados las compren, a cambio del precio que pacten mutuamente.

Esto sirve para entender que la Administración del Estado solo será responsable de aquellas relaciones primarias, pero nunca de las secundarias, ya que estas se han transmitido entre particulares por medio de un acuerdo de voluntad entre las partes, por lo que la responsabilidad es completamente privada.

7. Si liberalizamos el sector, las VTC monopolizarán el mercado
Esta difamación se entiende por la falta de comprensión del significado en sí de liberalizar.

Liberalizar supone por definición otorgar libertad, abriendo el mercado por medio de la eliminación de barreras artificiales de entrada, como son las regulaciones.
Por tanto, liberalizar no supone otorgar monopolios, sino más bien destruirlos. En el caso de que Uber y Cabify pretendiesen capturar la totalidad del mercado y exprimir a los consumidores, la libre entrada permitiría que otros que fuesen capaces de ofertar un mejor servicio se llevasen a dichos clientes.

Es curioso cómo los protagonistas de la competencia desleal plantean una situación futura en la que los competidores actúan igual que ellos para deslegitimarse. Supongo que cree el ladrón que todos son de su condición.

8. Los taxistas pagan sus impuestos en España, las VTC no
El fallo garrafal aquí es que el taxi se crea el dictador de los criterios de decisión del cliente, haciendo gala -al igual que el Estado- de un argumento paternalista, señalando buenos y malos, creyendo tal vez que el consumidor es demasiado estúpido como para decidir por sí mismo y valorar si la sede fiscal de la empresa es un argumento de peso a la hora de desplazarse de un lugar a otro.

Ya que, en todo caso, de lo que debería tratarse es de crear un mayor valor al cliente, no a Hacienda. Y aunque así fuera, olvidan que los conductores VTC pagan en España entre 5 y 10 veces más impuestos que un taxista.

Además, siguiendo ese nacionalista argumento, reclamando momentáneamente el proteccionismo de la industria patria, habría que preguntarse ¿Dónde se fabrican los taxis? ¿Dónde tributa MyTaxi? ¿De dónde se importa la gasolina? Preguntas cuya respuesta probablemente no interese tanto al oportunista gremio.

9. Las VTC precarizan a sus trabajadores y tenderán a empeorar sus condiciones laborales
Los taxistas se paran a pensar y ven cómo, pese a que las VTC se estén introduciendo en el sector y llevándose cada vez más clientes, los conductores de estas no están ni mucho menos para lanzar cohetes.
El problema está claro. La culpa de los perjuicios laborales de las VTC la tienen los beneficios regulatorios de los taxistas. Y desde luego, enviarles al paro, no les ayuda.

No necesitan su compasión, sino la liberalización.

10. Sin licencias, se implantaría la Ley de la selva, y cada viaje supondría un peligro
Los taxistas argumentan que el sistema de licencias es necesario, ya que este permite certificar unos mínimos que todo conductor debe respetar (habilidad de conducción, ética…) y que por tanto garantizan al consumidor un servicio de calidad.

Sin embargo, si realmente el objetivo de las licencias es únicamente establecer las normas que todos los transportistas deben seguir ¿Por qué no todo aquel que cumpla con dichos requisitos tiene la posibilidad de obtener una licencia? No parece, pues, que tenga sentido limitar el número.

Además, tal vez esto era necesario hace décadas, en una sociedad completamente desinformada, en la que era necesario saber que el conductor que te iba a llevar no era realmente un estafador o un atracador. Pero hoy en día, vivimos en el momento con más datos y conocimiento de la historia, por lo que el acceso a Internet y una app nos da la capacidad de calificar al conductor, y otorgar la autonomía al consumidor de escoger quién quiere que le lleve a casa.

En definitiva, de esto se trata, en que la autonomía individual, y no la del grupo de presión organizado, sea la que prime.
Aunque son muchas más las incoherencias que escuchamos, leemos y vemos cada día sobre este sector, estas 10 me parece que resumen la mayoría de los argumentos perversos con los que este lobby nos chantajea a todos, al igual que antaño ya hicieran otros, como los ludistas quemando maquinas ante la revolución industrial, o más recientemente con los estibadores.
¿Se imaginan a los videoclubs cargando contra Netflix? ¿A las discográficas contra Spotyfy? ¿O a las editoriales frente a los ebooks? Cuando la innovación y el progreso supone una derrota, cuanto antes se acepte, mejor.

Nunca es verdadero comunismo

Resulta curioso cómo los comunistas inventan escusas cuando su proyecto intervencionista fracasa una y otra vez, pero no importa porque el próximo intento nos intentarán colar que esta vez sí que funcionará hasta poco antes de colapsar, entonces se desmarcarán y dirán lo típico de que la culpa es del neoliberalismo, del imperialismo americano, del FMI o de cualquier otro, menos del gobernante de turno que habían idolatrado hasta hace poco.

Hace unos me topé con este tuit de un profesor de historia, el cual nos informa de que no bebe ni Coca Cola ni usa Uber o Cabify.

Llegan a negar hasta tal punto la evidencia que uno no tiene más remedio que partirse de risa ante una situación que ha causado tanto sufrimiento.

El programa de socialización de medios de producción, o dicho de otro modo, de nacionalizaciones masivas en Venezuela comenzó a principios de 2007 poco después de ganar las elecciones de diciembre de 2006.

Voy a intentar hacer una cronología de los hechos, os aviso de que esto va para largo.

2007

Febrero

La primera nacionalización fue la de la compañía Electricidad de Caracas .

Responsables del Gobierno venezolano y de AES anuncian la compra.

Mayo

La empresa estatal PDVSA toma el control de los campos petrolíficos de la Faja del Orinoco que pertenecían a empresas multinacionales de EE.UU., Francia, Noruega y Reino Unido.

Marzo

El Gobierno nacionaliza la Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela (CANTV).

2008

Marzo

Chávez anuncia nacionalización de gran cadena frigoríficos y empresa lechera Los Andes para garantizar la “soberanía alimentaria”.

Mayo

Chávez decreta la nacionalización de Sidor.

Agosto

Chávez anuncia que nacionalizará el Banco de Venezuela, filial del español Santander.

Hugo Chávez nacionaliza las cementeras Cemex, Holcim y Lafarge.

La nacionalización del transporte de combustible en Venezuela afectará a menos de 15 empresas.

Noviembre

Venezuela controlará la mina de oro “Las Cristinas

2009

Marzo

Chávez ordenó expropiar plantas procesadoras de arroz de la estadounidense Cargill

Intervención de 1.500 hectáreas de tierras de la multinacional papelera irlandesa Smurfit Kappa, “para sembrar caraotas (fríjoles), maíz, sorgo, yuca, ñame”.

Chávez anuncia que la aerolínea Aeropostal, intervenida en noviembre de 2008, se convertirá en empresa de “propiedad social”.

Mayo

Nacionalización de 60 empresas de actividades petroleras complementarias (transporte, inyección de agua, vapor o gas) en el lago de Maracaibo (occidente).

El presidente Chávez expropia 10.300 hectáreas de latifundios para fomentar la producción de alimentos en el estado de Barinas.

Chávez nacionaliza las compañías de acero y cerámica del país

El mandatario venezolano encabeza el acto de toma de control de la “Planta Compresora de Gas PIGAP II“, expropiada a la firma estadounidense Williams Companies Inc.

Octubre

Chávez expropió el hotel Hilton de la isla Margarita.

Chávez expropia dos centrales azucareras

Chávez expropia 9 campos de golf y amenaza con erradicarlo de Venezuela

2010

Enero

Chávez ordena la expropiación del Éxito

Febrero

¿Os acordáis del famoso expropiese? Es de la siguiente noticia

Chávez expropia varios edificios del corazón de Caracas.

Venezuela controlará el 80% de supermercados Cada.

Septiembre

Venezuela nacionaliza la principal aseguradora del país

Abril

Chávez firma el decreto de expropiación de unos galpones de las empresas Polar, la mayor productora y procesadora de alimentos del país, a la que recomienda resignarse y no resistirse a la medida.

Mayo

El Gobierno venezolano anuncia la nacionalización de la Universidad Santa Inés, en Barinas, el estado natal de Chávez, por presentar supuestas “irregularidades administrativas”.

El Gobierno venezolano decreta la expropiación de la empresa de alimentos Sociedad Mercantil Molinos Nacionales (Monaca), participada mayoritariamente por el grupo mexicano Gruma.

Junio

El Gobierno venezolano decreta la expropiación de la empresa de alimentos Sociedad Mercantil Molinos Nacionales (Monaca), participada mayoritariamente por el grupo mexicano Gruma.

Anuncio de “adquisición forzosa” de las empresas Envases Internacional y Aventuy, fabricantes de envases de aluminio y cartón para alimentos, respectivamente. Además, se decretó la expropiación de la Empresa Industria Nacional de Artículos de Ferretería y de nueve comercios, cuatro en Caracas y el resto en el interior del país.

Orden de nacionalización de 11 taladros petroleros de la empresa estadounidense Helmerich & Payne (H&P).

Octubre

Nacionalización de la empresa “Agroisleña“, con capital español y la principal distribuidora de productos para el campo, con 82 puntos de venta y ocho silos en todo el país.

Orden de expropiación de la sucursal en Venezuela de la empresa estadounidense Owens Illinois, líder mundial en la fabricación de envases de vidrio para bebidas, alimentos, medicamentos y cosméticos.

Chávez expropia dos nuevas empresas por ‘explotar al trabajador.

Noviembre

Chávez ordena la expropiación de la firma Siderúrgica del Turbio (Sidetur), filial del principal grupo siderúrgico privado de Venezuela, Sivensa, y de seis conjuntos urbanísticos paralizados, así como la “ocupación temporal” de otros ocho, la mayoría en el entorno de Caracas.

2011

Agosto

Chávez anuncia la nacionalización de la industria del oro

Septiembre

Chávez anuncia la nacionalización de la empresa de transporte Conferrys

Octubre

Chávez ordena la «adquisición forzosa» de las tierras de la llamada Compañía Inglesa.

2012

Abril

Es oficial la expropiación de Orpin Farma: Autoridades y trabajadores inspeccionaron la empresa.

2013

Abril

Ordenaron la expropiación del Mesón de Los Búcaros

Julio

Gobierno continuará expropiando tierras ociosas.

Agosto

Venezuela expropia la firma Great Wall para aumentar producción de Chery

Venezuela nacionaliza Venprecar y Orinoco Iron

Maduro nacionaliza empresas procesadoras

Septiembre

Maduro expropia la sede de Pepsi en Venezuela

Gobierno de Venezuela invade una fábrica de papel higiénico para verificar su fabricación y distribución

Maduro militariza los supermercados de Venezuela

Noviembre

Venezuela expropia plataformas petroleras

2014

Abril

Venezuela expropia las viviendas que lleven más de 20 años alquiladas.

Noviembre

El Gobierno de Maduro Confirma la expropiación de Clorox de Venezuela

2015

Febrero

Maduro ordena expropiar “de forma inmediata” una cadena de supermercados en Venezuela

Junio

Maduro nacionaliza el sector de la distribución de alimentos

Julio

El Gobierno venezolano ocupa depósitos de Nestlé, Pepsi y Empresas Polar

2016

Maduro expropia una fábrica estadounidense de papel higiénico y pañales.

2017

Marzo

El Gobierno de Venezuela expropia dos panaderías y se las entrega al ‘pueblo’

Abril

El gobierno de Venezuela expropia una planta de General Motors

Mayo

La dictadura de Venezuela expropió fincas a productores por protestar contra Maduro

2018

Febrero

Denuncian la expropiación de un campo de golf en el estado Vargas.

Abril

Madrugaron con expropiación a piñaterías y artesanos de la plaza El Venezolano

Mayo

Maduro ordena expropiación de Kellogg’s.

Maduro interviene Banesco y detiene a once de sus directivos.

Julio

Chavistas ”EXPROPIAN” casas de los venezolanos que emigran

Noviembre

Gobierno de Nicolás Maduro ahora está expropiando el ganado en Venezuela.

Diciembre

Goodyear sale de Venezuela y Maduro expropia la fábrica en horas.

En tocal ha habido miles de expropiaciones, nacionalizaciones y militarizaciones, afortunadamente para 2019 parece que no va a haber nuevas expropiaciones.

Fuentes

https://www.elmundo.es/mundodinero/2008/08/01/economia/1217552484.html

https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Hugo-Chavez-expropio-casi-1200-empresas-en-diez-anos-20130307-0045.html

https://www.dinero.com/internacional/articulo/cronologia-nacionalizaciones-expropiaciones-venezuela-desde-2007/106712

https://www.elconfidencial.com/espana/2009-05-14/cronologia-de-nacionalizaciones-y-expropiaciones-en-venezuela-desde-2007_1000565/

https://www.libremercado.com/2015-08-15/las-expropiaciones-chavistas-llevaron-el-hambre-a-venezuela-1276554736/

http://elestimulo.com/elinteres/cuantas-expropiaciones-se-han-ejecutado-durante-el-gobierno-de-maduro/

https://www.diariolasamericas.com/america-latina/452-empresas-publicas-manos-del-chavismopara-ejercer-mayor-control-social-n4142714

http://www.el-nacional.com/noticias/economia/gobierno-expropio-mas-millones-hectareas-estan-improductivas_231096

https://www.razon.com.mx/mundo/con-expropiaciones-chavismo-crecio-610-control-de-empresas/

http://actualidadradio.com/noticias/las-expropiaciones-de-maduro-afectaran-la-distribucion-de-12-000-toneladas-de-alimentos/

http://www.el-nacional.com/noticias/economia/gobierno-llevo-colapso-mas-1000-empresas-expropiadas-anos_247729

La diferencia salarial entre hombres y mujeres, ¿Discriminación? Evidencia de los operadores de bus y tren de Massachusetts 

Quienes afirman que los hombres ganan más que las mujeres por el mismo trabajo y por el simple hecho de ser hombres suelen argumentar con datos agregados sobre los salarios. Según ellos, los hombres (a nivel español) ganan un 24% más de media que las mujeres. Sin embargo, esto no aporta evidencia sobre la supuesta discriminación salarial de la que hablan. No usan datos del mismo trabajo, sino que hablan de la suma de todos los salarios de hombres en España y los salarios de todas las mujeres. Algo parecido a ver la diferencia de salarios a nivel español de altos y bajos y decir que el grupo que más gana lo hace por discriminación al grupo que menos gana. 

Una reciente contribución al estudio sobre la supuesta discriminación salarial por razón de sexo ha sido el nuevo artículo de Valentin Bolotnyy y Natalia Emanuel, de la Universidad de Harvard. En él se estudian los salarios de los trabajadores de la Massachusetts Bay Transportation Authority.

Los autores nos enseñan, en primer lugar, la diferencia de salarios por sexo y por rango (seniority). Los horarios y rutas se eligen de mayor a menor rango. En los siguientes gráficos están reflejados los datos mencionados, junto a los de empleados con dependientes. Como se puede apreciar, los hombres ganan de media más que las mujeres. 

El segundo gráfico nos muestra las diferencias salariales entre hombres y mujeres con y sin dependientes teniendo en cuenta las horas extra, programadas y no programadas. Las horas extra se pagan como 1,5 horas normales. Los hombres trabajan, de media, más horas extra que las mujeres. 

Además, la “brecha” continúa tras la jubilación. Los hombres eligen trabajar más horas de las que sirven para calcular la pensión (las horas normales programadas y las horas extra programadas 3 meses antes). Los autores señalan que, según las encuestas que llevaron a cabo a los empleados, estos no están bien informados sobre cómo se calcula la pensión, ya que ésta depende en gran medida de los ingresos en los tres años con mayores salarios del empleado, y los encuestados no creen que trabajar más produzca una gran diferencia en su pensión.

Según el estudio, los hombres tienen el doble de probabilidad de aceptar horas extra a última hora que las mujeres, diferencia entre sexos que se mantiene en días con trabajo programado, días sin trabajo programado, días entre semana y fines de semana. 

El estudio también nos enseña la diferencia de probabilidad de aceptar trabajo extra (no programado) según estatus conyugal y dependiendo de si el empleado tiene dependientes a su cargo. 

Los hombres tienen más probabilidad de aceptarlo, y la brecha más baja es entre hombres y mujeres casados y con dependientes. 
El estudio también demuestra que las mujeres trabajan 7-11% menos horas extra programadas menos que los hombres al mes. La diferencia en horas extra no programadas asciende a 40-47,5% al mes. Las mujeres solteras con dependientes trabajan 6% menos horas extra programadas que los hombres solteros con dependientes, y la diferencia asciende hasta el 60% cuando se trata de horas extra no programadas. Los empleados casados y con dependientes la diferencia es del 14% para horas extra programadas y del 5% para horas extra no programadas. 

El estudio también compara otras diferentes elecciones de hombres y mujeres sobre trabajar en los fines de semana, en un día de fiesta y diferentes horarios (horarios partidos). Las mujeres valoran más no trabajar en fines de semana, tener mejores horarios y no trabajar en vacaciones.
Estas son las causas de la “brecha salarial” en la MBTA. 

 

Conclusión: 

¿Ganan las mujeres menos que los hombres? Al menos en los operadores de trenes y buses de Massachusetts, sí. ¿Gabán las mujeres menos por ser mujeresNo. La diferencia salarial, al menos en este caso, se debe a las decisiones de unos y otros según su valoración del tiempo libre, del trabajo, etc. 

Al menos en la MBTA, las mujeres no ganan menos por ser mujeres. 

Foto: KE ATLAS 

TPM: Mejora de procesos basada en la Teoría Subjetiva del Valor y la Acción Humana.

Cuando nos referimos en los principios del liberalismo austriaco siempre pensamos en políticas económicas o en propuestas sociales, pero ¿Pueden ser útiles para gestionar procesos de producción que son, por definición, procesos altamente planificados?

Sí, es posible, como se puede comprobar en la metodología Total Productive Maintenance (Mantenimiento Productivo Total, TPM), desarrollada en un país que consideramos tan colectivista como Japón.

El creador de la metodología TPM es Seiichi Nakajima y la desarrolló en NipponDenso (filial de Toyota Motors) a lo largo de los años sesenta, esta metodología de mejora continua requiere del desarrollo de una serie de pilares fundamentales y está basada en los principios del Toyota Production System (Sistema de Producción Toyota, TPS) también conocido como Lean Manufacturing, y requiere comprender principios tan liberales como son la Teoría Subjetiva del Valor, la Acción Humana y la Función Empresarial.

TPM y la Teoría Subjetiva del Valor.

Uno de los principios básicos de TPM, que hereda de TPS, es su definición de valor.

Para esta filosofía de trabajo el valor de un producto o servicio es totalmente subjetivo y lo define el cliente, de manera que valor es todo aquello por lo que el cliente esté dispuesto a pagar y no está definido ni por los bienes, ni por los procesos , ni mucho menos por las horas de trabajo que esos productos o servicios incluyen, esta idea es totalmente compatible con las de Carl Menger que en su libro Principios de Economía Política indica “El valor de los bienes se fundamenta en la relación de los bienes con nuestras necesidades, no en los bienes mismos. Según varíen las circunstancias, puede modificarse también, aparecer o desaparecer el valor”.

Así, de acuerdo a TPM, la ecuación:

Precio = Coste + Margen

 Se transforma en:

Margen = Precio – Coste

 En la que el precio está directamente definido por el valor, que es el que fija el coste y que debe ser tal que proporcione un margen aceptable, en la misma línea de Eugen von Böhm-Bawerk que en su libro La Teoría Positiva del Capital indica “La formación del valor y el precio comienza con las valoraciones subjetivas de los consumidores sobre los productos terminados”.

La metodología TPM plantea aumentar el valor, es decir, el precio del producto o del servicio mediante el aseguramiento de la calidad, que es uno de sus pilares fundamentales, definida esta como la capacidad para proporcionar lo que el cliente realmente requiere, en oposición tanto a la teoría del valor trabajo como a la teoría del valor de uso, en las cuales el precio es independiente de la calidad; y copia de TPS la capacidad de entregar el producto o servicio en el instante en el que el cliente realmente lo necesita, mediante una producción flexible basada en un sistema Pull (tirar).

Además, utiliza las teorías del ingeniero de Toyota Motors Shigeo Shingo para reducir los costes creando planes de acción que identifiquen y eliminen Mura (irregularidades), Muri (excesos) y Muda (desperdicios), incidiendo principalmente en los siete desperdicios identificados por Shingo que son Sobreproducción, Inventarios, Esperas, Transportes, Movimientos, Sobreprocesamientos y Defectos, y al octavo desperdicio, identificado posteriormente, el mal aprovechamiento del Talento Humano, es decir, desperdiciar la acción humana.

TPM y la Acción Humana.

De acuerdo a Seiichi Nakajima, TPM es operativo cuando se trabaja en los niveles más altos de la Pirámide de Maslow, como son el reconocimiento y la autorrealización. Para ello es necesario mejorar a las personas, que se convierten en el principal activo de la organización y el centro de esta metodología, mediante otro pilar fundamental, el de Formación y Cualificación.

Nakajima hereda también las teorías de otro ingeniero de Toyota Motors, Taiichi Ohno, que desarrolló los eventos Kaizen para involucrar a los operarios que están en contacto directo con los problemas, en la planta, con el objetivo de que propongan y apliquen soluciones de forma descentralizada, mediante un orden espontáneo, en detrimento de la planificación central creada por las pesadas burocracias administrativas de la alta dirección.

Esto no es más que desarrollar la función empresarial de los operarios, consistente en descubrir y apreciar las oportunidades de mejora existentes y así crear información tácita no articulable, como bien explica Jesús Huerta de Soto en su libro Socialismo, Cálculo Económico y Función Empresarial, que permite generar multitud de soluciones sencillas, ágiles y eficaces; en oposición al número limitado de soluciones planificadas y centralizadas, es decir socialistas, que desarrollaría el equipo de expertos de la alta dirección y que, al carecer sus autores de la información necesaria para realizar el cálculo económico, están necesariamente condenadas al fracaso

Fomentar el desarrollo de la acción humana resulta, por lo tanto, fundamental en TPM ya que son las personas, gracias a su inagotable capacidad de imaginación, ingenio y creatividad, las que generan miles de ideas, estas personas son, como hemos visto, el activo principal de una organización por lo que es necesario motivarlos, cualificarlos y mantenerlos; esta acción humana se desarrolla mediante la formación de pequeños equipos de trabajo, autogestionados y autocontrolados, que se enfocan en la mejora continua de los aspectos de su trabajo que son realmente útiles.

Además, esta función empresarial requiere que todas las propuestas de mejora sean económicamente viables y sostenibles en el tiempo, lo que premia el desarrollo de propuestas de pequeña entidad, fáciles y rápidas de implantar, con un retorno de la inversión claro y rápido; en lugar de decisiones de gran ingeniería, típicas de organismos centralizados de grandes organizaciones planificadas, que requieren de grandes inversiones y que en entornos VUCA, esto es volátiles, inciertos, cambiantes y ambiguos, como los actuales generan riesgos muy elevados y ponen en duda el retorno de las inversiones, lo que supone un peligro para la propia existencia de las organizaciones.

Hacia una cultura de Ciberseguridad como pilar esencial de nuestra sociedad

Cuando hablamos de Ciberseguridad no hablamos de un concepto etéreo, ni de seguridad informática, ni de seguridad de la información, sino de todo ello y más.  Hablamos de una nueva dimensión de nuestra realidad, de nuestra proyección nacional, en la que, como en el mundo físico, se ponen en juego nuestras libertades y nuestros derechos.

La sociedad digital solo va a poder desarrollarse en toda su plenitud y ofrecer a la humanidad todo su potencial transformador si primero conseguimos organizar los aspectos no tan positivos de la disrupción digital, y por eso los Estados más avanzados ya están regulando, y están organizando todo lo relativo al ciberespacio.

No podemos quedarnos atrás en esta revolución, la economía digital es un hecho. España no está hoy entre los diez países más ciberseguros del mundo, superándonos Estonia, Georgia y Canadá. En 2017, España registró más de 120.000 incidentes en esta materia. Además, la ciberseguridad es un importante sector en auge que en España ha crecido por encima del 10%, muy por encima de la media europea.

Según Kevin Mitnik, uno de los hackers más reconocidos de toda la historia, las organizaciones, incluidos los gobiernos, gastan millones de euros en firewall, en cortafuegos, en dispositivos de seguridad, pero eso es tirar el dinero si ninguna de estas medidas cubre el eslabón más débil de la cadena de seguridad, que es la gente, las personas que usan y administran los sistemas. Es más necesaria que nunca una ley que reconozca estas cuestiones en materia de ciberseguridad.

Es necesaria crear una auténtica política de Estado de seguridad nacional y generar, mediante el debate público en el Congreso, una autentica cultura de ciberseguridad en la sociedad española.

Como decía Van Gogh, “los pescadores saben que el mar es peligroso y la tormenta terrible. Nunca han encontrado en estos peligros razón suficiente para permanecer en tierra”. Si nos lanzamos al mar del ciberespacio, si nuestras empresas cada vez están más conectadas, si están utilizando el IoT, el Big Data, la Inteligencia Artificial, es necesario que nosotros, aunque la legislación siempre irá por detrás de lo que demande la sociedad, pongamos los pilares para conseguir que toda esa travesía sea lo más segura posible.

Hay un elemento en la seguridad que es intangible, que se determina con la acción de los poderes públicos, y es la confianza: la confianza de no ver la red convertida en un tiroteo de acusaciones, falsas alarmas, de noticias falsas, que tanto han beneficiado a algunos durante un proceso reciente de insurrección de todos conocido.  La confianza de saber que los derechos que nos asisten en la calle no quedan en suspenso en la red, sino que son un reflejo de lo que ocurre en la calle; la confianza de saber que están protegidos sin estar siendo vigilados o monitorizados.

Porque el tiempo que nos toca vivir, nuestro tiempo, hace más actual que nunca aquella frase del pensador vienés, Karl Popper, “Tenemos que hacer planes para la libertad y no solo para la seguridad, por la única razón de que solo la libertad puede hacer segura la seguridad”.

Foto: Chris Ried 

Una propuesta liberal para los estudios universitarios (mediante blockchain)

 Desde que en el año 1.088 se fundara la Universidad de Bolonia, la enseñanza universitaria ha consistido en cursar una serie de materias, normalmente bastante cerradas, en un mismo centro que, una vez superadas estas, emite un título académico. Eso significa que el sistema universitario no ha cambiado prácticamente nada en 9 siglos, con la excepción de que en los últimos años se fomentan los intercambios de estudiantes aunque tienen poco peso, al menos en Europa, ya que raramente superan un curso académico y son muy inferiores a los que existían en los primeros siglos de funcionamiento de las universidades.

En este sistema tradicional el alumno debe elegir cuidadosamente en que Universidad estudiar para asegurarse que estudia las materias que realmente le interesan y que las imparten los mejores profesores (aunque lo más habitual es escoger la Universidad más cercana al domicilio del alumno). Pero con el desarrollo tecnológico actual, ¿Es lógico que un estudiante curse todas sus asignaturas en la misma Universidad y se tenga que limitar a una oferta cerrada de asignaturas y profesores? ¿Es posible que un estudiante cree su propia titulación escogiendo las materias que realmente le interesen, con los profesores que le interesan, cualquiera que sea la Universidad en la que se impartan?

Esta última opción proporcionaría una formación mucho más especializada a los estudiantes, que podrían diseñarse su propio currículum, a la carta, entre las materias que imparten las universidades más prestigiosas y los mejores profesores de cada especialidad.

Universidades como proveedores de materias 

De hecho, las Universidades ya son proveedoras de materias, ya que preparan e imparten sus asignaturas y certifican su superación. Con la implantación de este nuevo modelo, cada universidad se podría especializar en las materias que realmente le interesa impartir, aquellas en las que realmente aporta valor, aumentando la calidad del contenido, sin la necesidad de impartir todo el temario.

Esto ya lo estamos viendo en algunos programas de intercambio, en postgrados y, sobre todo, en MOOCs.

La consecuencia directa para de este sistema sería el desarrollo de universidades altamente especializadas y económicamente rentables.

Certificación de los títulos universitarios

Sólo queda un aspecto por definir, ¿Quién emitiría los títulos universitarios? Una vez superadas las materias correspondientes los podría emitir un organismo certificador, que bien podría ser una empresa certificadora, una universidad o una asociación profesional, y podría utilizarse una tecnología como BlockChain para garantizar que se han superado las materias y se cumplen los requisitos.

De hecho, esto ya se hace, aunque de una forma no tan evidente, pongamos dos ejemplos en ingeniería.

En el Reino Unido las asociaciones de ingenieros, o Institutions, acreditadas por el Engineering Council exigen, como criterio de admisión, haber cursado un programa con una extensión de 360 CATS (180 ECTS) que debe incluir materias de:

  • Ciencias y matemáticas.
  • Análisis de ingeniería.
  • Diseño.
  • Economía, legal, social, ética y medioambiente.
  • Prácticas.
  • Otras habilidades: resolución de problemas, comunicación, trabajo en equipo, búsqueda de información, IT…

En España, las universidades acreditadas deben impartir un programa de 240 ECTS que debe incluir, como mínimo, el siguiente contenido:

  • Materias Básicas Científicas: 40,5 ECTS.
  • Materias Básicas Tecnológicas: 71,5 ECTS.
  • Materias de Especialidad: 68 ECTS.
  • Materias Transversales: 36 ECTS.
  • Proyecto Fin de Carrera: 12 ECTS.
  • Prácticas de Empresa: 12 ECTS.

En esta línea, cualquier empresa certificadora estaría en posición de emitir títulos universitarios si un candidato aporta los certificados de haber superado los ECTS de las materias requeridas en universidades reconocidas por la entidad, acredita las prácticas mediante certificados de las empresas en las que las ha realizado, y la realización de un proyecto fin de carrera validado, por ejemplo, por una asociación profesional.

Este nuevo sistema proporcionaría, además, mayor calidad y transparencia al proceso permitiendo, incluso, la utilización de tecnología blockchain que aporta transparencia e inviolabilidad a los registros y, mediante smart contracts, acreditar los estudios.